Please note:  City Hall and most departments/facilities will be closed from December 23rd through January 2nd. We will resume all services on Tuesday, January 3, 2023.

City Attorney Comments City Council Meeting 9.19.2022 (Spanish)

Posted on September 21, 2022


CITY ATTORNEY COMMENTS 9/19/2022 (Spanish)

Buenas noches, soy Rob Epstein. Soy el procurador municipal de San Rafael. Al tener un procurador municipal electo, nuestra ciudad es diferente de todas las demás ciudades y pueblos de Marin, así como del condado, todos los cuales designan a su asesor legal. Durante las últimas dos semanas, he estado recibiendo sus correos electrónicos y llamadas, y he leído sus publicaciones dirigidas a mí en Instagram y Facebook. Esta es una novedad para el procurador municipal. Mi trabajo suele llamar poca atención.

Han estado exigiendo que reconsidere mi designación de Paul Henry, un teniente de policía retirado como la persona que llevará a cabo una investigación de Asuntos Internos que será el primer paso de un complejo proceso disciplinario policial. El asunto se refiere al incidente del 27 de julio en el barrio Canal, que fue captado en un video que ha sido noticia.

Las leyes que se aplican a cómo se lleva a cabo la investigación y lo que sucede después son complicadas. A menudo es difícil entender la ley y cómo se aplica. Los abogados y los jueces luchan con eso todos los días. Mi tema específico esta noche se conoce parcialmente como derecho laboral, pero estamos operando en el área aún más específica de los procedimientos disciplinarios policiales. Este tema -la investigación y los resultados disciplinarios- se rige por muchos estatutos y casos de apelación. Se necesita una clase de un semestre para discutir todos los entresijos del proceso. Haré lo mejor que pueda con el tiempo limitado de esta noche.

Además de lo que estoy diciendo esta noche, el IJ tuvo la amabilidad de imprimir una columna de Marin Voice que envié y que explica mi decisión. Una copia de lo que escribí está disponible en el sitio web de la Ciudad en español e inglés. ¡Pero el IJ me dio solo 700 palabras! Cualquiera que me conoce sabe que fue una restricción difícil para mí. Me gustaría tomarme un poco más de tiempo esta noche para explicar quién soy y por qué tomé la decisión que tomé.

Creo que muchos, si no la mayoría de ustedes, están aquí esta noche para decirme a mí y al Concejo Municipal cómo se sienten acerca de este tema. Tengan en cuenta que quiero escuchar todo lo que tengan que decir, incluso si ustedes y yo no estamos de acuerdo. Tienen todo el derecho a estar en desacuerdo y expresar su posición a mí y al Concejo Municipal. Solo les pido que por favor también me escuchen y consideren mi papel y mi historia personal en San Rafael. No espero hacerles cambiar de opinión. Solo deseo explicarme.

Como dije, soy el procurador municipal. Me ven en las reuniones del Concejo Municipal, pero no digo mucho, excepto cuando el Concejo Municipal hace una pregunta legal o necesito brindar asesoramiento legal durante la reunión. Al igual que el personal de la ciudad y el Concejo Municipal, la mayor parte de mi trabajo se realiza fuera de las reuniones del Concejo Municipal. Mi trabajo es representar y dar asesoría legal a mi cliente, que es el Ayuntamiento. Al comunicarse conmigo, la Ciudad finalmente habla a través de su organismo más alto: el Alcalde electo y el Concejo Municipal. Pero mientras les brindo asesoramiento, también asesoro al personal de la Ciudad. En un proceso disciplinario de empleados.

Este incidente ocurrió el 27 de julio. La Ciudad no habló sobre el tema hasta la reunión más reciente del concejo municipal el 6 de septiembre, en el que probablemente fue el día más caluroso del año, cuando muchos de ustedes se presentaron, después de ver el video, para dirigirse al Concejo. ¿Por qué le tomó seis semanas a la comunidad enterarse de esto, se preguntaron? ¿Qué ha estado haciendo el procurador municipal y todos los demás en el Ayuntamiento al respecto hasta ahora?

Es importante para mí explicar la línea de tiempo de lo que sucedió en la corte del condado de Marin con respecto al incidente, del cual yo y el Concejo Municipal solo nos enteramos más tarde, después de que sucedió. Todos saben que el incidente ocurrió el 27 de julio. Los oficiales responsables de la preparación del informe policial lo completaron, lo transmitieron a la Oficina del Fiscal de Distrito y la oficina del fiscal del distrito presentó una denuncia penal seis días después, el 2 de agosto, con cuatro cargos separados, incluido el de agresión contra un oficial de policía. La audiencia inicial se llevó a cabo el lunes 15 de agosto, dos semanas después. El acusado se declaró “no culpable” y se negó a renunciar al tiempo, lo que requirió la programación de una audiencia preliminar dentro de los 15 días. El juez fijó la audiencia preliminar para el siguiente martes 23 de agosto

En esa fecha, la fiscal de distrito adjunta le dijo al tribunal que acababa de recibir el video de la cámara corporal el día anterior y que no había tenido la oportunidad de revisarlo en su totalidad. A pesar de la objeción del acusado, el Juez acordó continuar la audiencia por tres días más, hasta el viernes 26 de agosto. En esa fecha, la fiscal de distrito adjunta le dijo al tribunal que después de revisar el informe policial y las imágenes de la cámara en el cuerpo, “el pueblo no puede probar los cargos”. Hizo una moción para desestimar el caso y el juez concedió poner fin al caso contra el individuo que fue arrestado.

La semana siguiente a ese viernes, la semana del 29 de agosto, fue la primera vez en que mi oficina, el personal de comando de la policía y el personal de administración de la ciudad se enteraron del incidente, justo antes de que la historia llegara a los medios por primera vez, que también fue justo antes del fin de semana del Día del Trabajo. Luego tuvimos nuestra reunión del Concejo el martes 6 de septiembre, el día después del Día del Trabajo. Desde el momento en que supe lo sucedido y vi el video he estado trabajando para iniciar la investigación que se desató por lo ocurrido.

¿Cómo es este proceso? ¿Cómo funciona? Cada pieza, cada componente de esta debe seguir las reglas y procedimientos prescritos por la ley. El proceso comienza con una investigación de asuntos internos, que se conoce como “AI”. Al mismo tiempo, en este caso, la fiscal de distrito ha anunciado que su oficina ha iniciado su propia investigación penal por separado del incidente. Además, como se informó en las noticias, el FBI se comunicó con la Ciudad para solicitar que le proporcionemos, al FBI, evidencia sobre el incidente.

El objetivo de la Ciudad en este asunto es tener un 100 por ciento de transparencia en la mayor medida que la ley lo permita. Damos la bienvenida a las investigaciones e invitamos a un escrutinio minucioso de este incidente y del departamento de policía en general.

Y permítanme ser claro: la investigación de la fiscal de distrito local, así como cualquier investigación federal que pueda ocurrir, son totalmente independientes y distintas de la investigación de asuntos internos de la Ciudad, que tiene un propósito muy singular: el punto es única y exclusivamente para medir la conducta de los oficiales involucrados contra las políticas escritas establecidas para determinar si esas políticas se siguieron o no.

Dadas las denuncias que se han hecho en la corte y los medios de comunicación, el alcance de la investigación tendrá que considerar la relevancia y aplicabilidad de una serie de políticas policiales escritas, todas las cuales se pueden leer en el sitio web de la Policía de San Rafael, que incluyen:

El deber de un oficial de ser 100 por ciento veraz, honesto y preciso en todo lo que hace, incluso, en particular, en la redacción de sus informes policiales.

El deber de un oficial de nunca usar la fuerza a menos que sea necesario y, si se requiere el uso de la fuerza, nunca usar una fuerza no razonable.

El deber de un oficial que está presente y observa a otro oficial usando fuerza claramente más allá de lo necesario de interceder para evitar el uso de fuerza no razonable.

Y el deber de un oficial de nunca involucrarse en ningún acto que desacredite al departamento de policía.

Después de determinar las políticas aplicables en cuestión, el investigador que realiza la investigación de AI examinará todo el incidente en detalle. Todos los informes policiales escritos, todos los videos de cámaras corporales, todas las fotos, además de cualquier otra evidencia física. El investigador llevará a cabo entrevistas con todos los oficiales involucrados y con todos los testigos, incluido el individuo que fue arrestado, si están dispuestos a ser entrevistados. Los oficiales deben someterse a las entrevistas del investigador y responder a todas sus preguntas. Si un oficial se niega a responder las preguntas del investigador, según la ley estatal aplicable y la política del departamento, tal negativa constituiría insubordinación y, en sí misma, sería motivo de despido.

Después de completar las entrevistas, el investigador preparará un informe escrito con los hallazgos sobre si los oficiales involucrados violaron o no violaron cada una de las políticas aplicables.

El informe final se entrega al jefe de policía, quien luego cumplirá su papel clave en el proceso. El jefe de policía revisará el informe y los hallazgos del investigador y tomará la determinación inicial, en nombre de la Ciudad, sobre qué acción disciplinaria, si corresponde, debe imponerse a los oficiales involucrados, incluida y hasta la posible terminación de su empleo.

Cualquier empleado que sea objeto de medidas disciplinarias tiene derecho legal a una apelación interna de la Ciudad y luego tiene derecho a impugnar la medida disciplinaria en una mediación privada ante un mediador vinculante. La legalidad e integridad de la investigación de AI se prueban en el proceso de mediación. El empleado sujeto puede señalar cualquier irregularidad percibida en la investigación y el proceso disciplinario para argumentar que el mediador debe revertir su medida disciplinaria.

Durante muchos años, desde que soy abogado, estas investigaciones de AI han sido realizadas por oficiales de policía. Muchos de ustedes están diciendo que no se puede confiar en el resultado de la investigación de los oficiales de policía si la investigación la lleva a cabo un oficial de policía. Tengo dos cosas que decir al respecto. Primero sobre el proceso en sí, y segundo sobre mí y mi trabajo como procurador municipal.

Primero, quiero describir por qué, en este contexto legal específico, las opiniones más defendibles son aquellas a las que llega un profesional que hace el mismo tipo de trabajo que la persona cuyo desempeño se está evaluando. Por ejemplo, tomemos la negligencia médica, un área en la que tengo algo de experiencia. Anteriormente en mi carrera, representé a personas que demandaban a médicos cuya conducta supuestamente había causado lesiones o la muerte. Cada uno de esos casos requería que contratara a médicos expertos para dar opiniones sobre los médicos que supuestamente habían cometido errores. De manera similar, los hallazgos de mala conducta contra un oficial de policía son más fáciles de defender cuando esos hallazgos los hace otro oficial de policía. En este caso, si la Ciudad termina en una mediación futura, donde la pregunta se refiere a la medida disciplinaria impuesta contra cualquier oficial de policía, la Ciudad deberá defender la medida disciplinaria defendiendo la investigación y los hallazgos. Para la Ciudad, no es un foro en el que deba depender de un coinvestigador, un investigador no profesional, o realmente cualquiera que no haga este tipo de investigaciones todo el tiempo. En este momento de la historia, el único tipo de persona en quien puedo confiar para hacerlo correctamente de una manera en la que puedo estar seguro de que podré defender, si es necesario, algún día, en una mediación, es la persona que tiene formación sustancial y experiencia como oficial de policía. Tal vez eso cambie algún día, pero esa es la forma en que operan ahora la ley y el proceso.

Junto con el hecho de que Paul Henry es un oficial de policía jubilado, la gente también se ha quejado de su trabajo como oficial de policía de Santa Rosa en relación con la investigación de un tiroteo en 2013 de un niño de 13 años, Andy López, por parte de un alguacil adjunto del condado de Sonoma que finalmente resultó en una determinación de no responsabilidad penal para el alguacil adjunto. En ese caso, el FBI y la oficina del fiscal de distrito del condado de Sonoma realizaron sus propias investigaciones independientes y llegaron a sus propias conclusiones de no presentar una denuncia penal. El Sr. Henry no participó en la investigación de oficinal del fiscal del distrito ni del FBI de ese caso. Tampoco participará en la investigación del fiscal del distrito del condado de Marin sobre el incidente del 27 de julio en San Rafael, ni en ninguna investigación del FBI ni en otra investigación que pueda ocurrir.

Además de la participación del Sr. Henry en ese único caso en 2013, puedo decirles que ha realizado por separado más de 150 investigaciones independientes de AI. Para aquellos de ustedes que creen que no será neutral en este caso particular, no creo eso – o no lo habría contratado- y personalmente no permitiré que el proceso sea más que completamente justo e imparcial.

A lo largo de los años, San Rafael ha sido como muchas otras ciudades de California en el sentido de que las investigaciones policiales de AI han sido realizadas internamente por un capitán o teniente. En el contexto de AI, una investigación independiente se refiere a que una persona ajena a la organización lleve a cabo la investigación. Escuchamos claramente las preocupaciones de la comunidad y contratamos

un investigador independiente que no forma parte del departamento de policía de San Rafael. Para aquellos de ustedes que creen que un exoficial de policía nunca hará hallazgos contra otro oficial, sepan que el Sr. Henry ha estado involucrado en muchas investigaciones de AI en las que ha encontrado mala conducta contra otros oficiales de policía.

En cuanto a sus otras inquietudes sobre los antecedentes del Sr. Henry, es mi trabajo, como procurador municipal, garantizar que todos los aspectos del proceso disciplinario, incluida la investigación, estén libres de cualquier sesgo o prejuicio basado en la raza, etnia, género o cualquier otro aspecto de la persona que fue arrestada o de los oficiales que estuvieron involucrados, o cualquier otra persona.

Y, sin embargo, nada de lo que he dicho hasta ahora puede persuadirlo de que la investigación de asuntos internos de la Ciudad y el proceso disciplinario en este caso terminarán con un resultado justo. Entonces esta es la parte en la que quiero contarles un poco más sobre mí y cómo veo mi papel como procurador municipal, porque es mi trabajo supervisar todo el proceso disciplinario policial y asegurarme de que se haga correctamente, que la investigación sea neutral y sin prejuicios, y que el resultado del proceso sea lícito y justo.

He vivido en San Rafael toda mi vida y soy viejo. Soy cuatro años mayor que este edificio del ayuntamiento en el que estamos, y es muy antiguo. Mi hermano, mi hermana y yo recorrimos todas las escuelas de la ciudad de San Rafael y mis tres hijos también. Todavía voy a San Rafael High dos noches a la semana para entrenar al equipo de simulacro de juicio, que es una de mis actividades favoritas. Tengo raíces muy profundas en esta comunidad.

He sido abogado durante 31 años y procurador municipal durante 15 años. La comunidad me ha elegido y reelegido como procurador de la ciudad cuatro veces. Me presentaré a la reelección nuevamente en 2024 en el momento de la elección presidencial.

He trabajado duro durante muchos años para ganarme una reputación en nuestra comunidad. Si le preguntan a cualquiera de nuestros 12 jueces en ejercicio del Tribunal Superior del Condado de Marin, o a cualquiera de nuestros jueces jubilados, sobre mi reputación y carácter de honestidad, ética y equidad, confío en que recibirá una respuesta coherente. No tengo nada que ganar supervisando un proceso que es injusto, cocido, precocido, arreglado, como quieran llamarlo. Y ciertamente nunca estaría involucrado en algo que esté contaminado con algún tipo de prejuicio racial o étnico o de cualquier otro tipo. En cambio, personalmente supervisaré esta investigación y todo el proceso disciplinario para garantizar que se haga correctamente. El resultado debe ser justo, imparcial y cualquier medida disciplinaria que pueda imponerse a cualquier funcionario o funcionarios debe ser capaz de resistir un desafío en la mediación y ser vinculante de forma permanente para los funcionarios involucrados y la Ciudad.

A menudo digo que se contrata a un abogado para que dé su mejor consejo, no para que diga lo que quieren oír. Es muy frecuente el caso de que el consejo de un abogado es algo que al cliente no le gusta y no quiere escuchar. Es solo parte de ser un abogado. Me he acostumbrado a dar consejos que a mi cliente no le gustan, pero nunca ha sido más fácil para mí.

La Ciudad tiene un gran interés en que las entrevistas de los oficiales involucrados y otros testigos se lleven a cabo lo antes posible, sin más demoras. Cada una de las entrevistas deben programarse con los oficiales involucrados y sus abogados, ya que cada uno de ellos tiene derecho a tener un abogado presente cuando sean entrevistados. En un caso con múltiples testigos y una cantidad sustancial de evidencia para revisar con los testigos, no serán entrevistas cortas. Es por eso que ya le dije al IJ lo que ya sé en lo más profundo de mi ser: que es muy probable que demore meses. Les gustarías que demore semanas, y créanme, a mí también, pero tengo que decirles lo que sé que es cierto en base a mis últimos 31 años de programar citas con abogados litigantes y sus clientes, y pasar largos días con ellos en declaraciones y juicios.

En este caso, ya experimentamos un retraso de un mes antes de que se abriera la investigación de AI, después de lo cual inmediatamente comenzamos a buscar un investigador. Hicimos muchas llamadas. Cuando surgió el nombre del Sr. Henry y lo contacté y lo entrevisté, confirmé por mí mismo que está más que calificado para esta tarea que requiere calificaciones y experiencia únicas. En mi opinión, en este momento, sería un error crítico despedir al Sr. Henry y reemplazarlo con otra persona, o cargarlo con un “coinvestigador” como algunos han sugerido. El Sr. Henry ya ha comenzado la investigación; no queremos contratar a nadie más que tenga que empezar todo de nuevo. Y es muy poco probable que ubiquemos a un investigador independiente con más experiencia que el Sr. Henry que también esté listo en este momento para dejar lo que sea que esté haciendo, venir a San Rafael y reiniciar esta investigación que ya está pendiente. Y lo que es más importante, incluso si lo hiciéramos, y sin importar quiénes fueran, el despido de un investigador debido a la presión pública y la contratación de un segundo le darían a cualquier oficial de policía que reciba una medida disciplinaria el regalo de un argumento de que la Ciudad había decidido tomar decisiones desde el principio sobre la base de prejuicios y sesgo contra los oficiales. En otras palabras, en mi opinión, si se determina que alguno de los oficiales merece medidas disciplinarias, incluido el posible despido, lo mismo que muchos de ustedes están pidiendo, el despido del Sr. Henry y la contratación de un nuevo investigador, podría hacer más difícil para la Ciudad defender su acción disciplinaria en la mediación. En otras palabras, existe el riesgo de que la Ciudad pierda la mediación, lo que significaría que el mediador anularía la determinación potencial de la Ciudad de que se debe despedir a un oficial.

Por lo tanto, lo más fácil para mí sería ceder a la presión pública con respecto a mi elección del investigador. Pero mi deber ético con mi cliente, la Ciudad de San Rafael, me obliga a hacer lo que creo que es correcto, lo que en este caso no es fácil de hacer. El Sr. Henry está completamente calificado para llevar a cabo esta investigación. Es fundamental que lo hagamos lo antes posible. Por esta razón, además de las que ya he expuesto, el Sr.

Henry continuará y completará la investigación.

Respeto todas las opiniones que he recibido sobre el tema, incluidas las que elijan expresar esta noche, pero dicho esto, espero que ahora comprendan por qué no cambiaré mi decisión con respecto al Sr. Henry.

Para terminar, quiero decir unas palabras sobre la divulgación pública del informe de investigación una vez finalizado el proceso. Como dije anteriormente, la Ciudad agradece el escrutinio y

realmente preferiría brindar una transparencia completa y total sobre todos los aspectos de este asunto. Y sin embargo, una vez más, mi trabajo en relación con la divulgación de información por parte de la Ciudad sobre la investigación es asegurarme de que la Ciudad cumpla con la ley.

Pueden buscar en Google la Sección 832.7 del Código Penal de California. Ese es el estatuto que establece la regla general de confidencialidad que rige el informe, la investigación y los hallazgos, y enumera ciertas excepciones importantes a esa regla general. Esas excepciones se ampliaron en una enmienda a la ley que entró en vigencia el 30 de junio de este año. Esas reglas regirán la divulgación de la investigación por parte de la Ciudad una vez que haya terminado. Prometo que la Ciudad divulgará todos los aspectos de la investigación que la ley le permite proporcionar legalmente.

Gracias por su cuidadosa atención a mis comentarios. Como dije al principio, no espero cambiar de opinión a quienes no están de acuerdo con mi decisión. El Concejo Municipal y yo queremos escuchar lo que tienen que decir, ya sea que estén o no de acuerdo o en desacuerdo.

Rob Epstein
City Attorney

Close window